THE RED ROAD

Da igual que sea Semana Santa. El canal Sundance Channel ha querido ser fiel a su público y esta noche estrena la segunda temporada de The red road (22h), la segunda ficción propia del canal estadounidense, que ayer se emitió en Estados Unidos. En la primera temporada se pudo entender la difícil relación entre los Jensen y los Kopus, marcados por encontrarse teóricamente en lados opuestos de la ley, y ahora toca profundizar en los aspectos más interesantes. Puede que sea una serie pequeñita y de presupuesto ajustado, pero también tiene elementos destacados.

Los nativos

El guionista Aaron Guzikowski, que escribió la película Prisoners, quiso centrarse en una minoría injustamente ignorada tanto en televisión como en el cine: la comunidad americana nativa. The red road ofrece un retrato de esta porción de la sociedad marginada a pesar de sus raíces y con sus propios códigos, costumbres y organización. En este caso, ambientan la ficción cerca de Nueva York, en una ciudad fictícia llamada Walpole. Como ocurre con cualquier colectivo marginado, la pobreza afecta su forma de vivir y de actuar, pero resulta interesante ver algunos apuntes de su forma de ser de fondo en el guión.

El factor Sundance

THE RED ROADSundance es una marca internacionalmente conocida que es sinónimo de cine independiente. Por esto no sorprende que, si intentan forjarse también una imagen de marca en televisión con ficciones propias, estas sigan los mismos ideales. Esta es su segunda serie (la primera fue Rectify) y transpira intimidad. Está rodada en Georgia e integra los exteriores como parte esencial de la trama. No busca atmósferas que la alejen del realismo. Quiere ser íntima, una sensación que transmite cualquier diálogo entre los principales personajes.

La esquizofrenia

Uno de los elementos más destacados es el papel de Julianne Nicholson, que interpreta a Jean Jensen, una madre de familia a quien le diagnostican esquizofrenia en plena madurez. Había conseguido ocultar sus síntomas gracias al alcohol. Pero tras pasar por rehabilitación redescubrió las voces que la desconcertaban en su cabeza y Nicholson expresa perfectamente su confusión y frágil estado mental. Ella es la protagonista y ayuda a dar visibilidad a un colectivo que suele reservarse para tramas episódicas de dramas médicos. Pero no, la esquizofrenia es una enfermedad que afecta a familias corrientes y verlo abordado con naturalidad es refrescante.

Jason Momoa

Este actor salido de Los vigilantes de la playa: Hawaii y que pasó al estrellato como Khal Drogo en Juego de tronos es una presencia única. Sus 193 centímetros de estatura intimidan a cada paso y permite que Phillip Kopus sea tan temible como atractivo. La evolución de su personaje, además, trasciende el delincuente común. ¿Puede ser que finalmente tome alguna decisión correcta que se enmarque dentro de la legalidad?

El estallido

Y, finalmente, The red road abandonó la ficción en su punto más interesante. La relación entre los Jensen y los Kopus estalló tras un sinfín de medias verdades y ahora toca enfrentarse a las consecuencias. ¿Venganza o redención? Esta es la pregunta que debe hacerse Harold (Martin Henderson), que está contra las cuerdas y a la merced de Philip tras encubrir el posible atropello con fuga de su mujer. Y, si bien hasta este momento habían podido llegar a acuerdos con tal de no delatarla, esta ilegal armonía podría haber llegado a su fin.

  1. https://url.xvx.es/C0qf
  2. https://url.xvx.es/CUkF
  3. https://url.xvx.es/nncO
  4. https://url.xvx.es/rVfj
  5. https://url.xvx.es/dCae
  6. https://url.xvx.es/0Ouz