THE NEVERS

Borrador automático

THE NEVERS

The Nevers, la nueva serie de fantasía ficción steampunk de HBO salida de la cabeza de Joss Whedon, que abandonó el proyecto antes de que comenzara el proceso de postproducción (antes de que salieran a la luz ‘oficialmente’ todas las voces críticas a su comportamiento inadecuado en los rodajes de una larga lista de proyectos anteriores), no es Buffy, Cazavampiros, ni Firefly, ni Angel, los otros grandes proyectos salidos de la cabeza de este director y guionista, no siempre en solitario. Y, sin embargo, bebe de todos ellos: el tema central del empoderamiento femenino envuelto en una trama de fantasía ficción, en este caso de corte victoriano y estilo steampunk (el subgénero de la fantasía ficción en la que se ofrece una visión romántica de los avances científicos), vuelve a estar presente en The Nevers. Whedon también es el responsable de la creación, junto a su hermano Jed Whedon, de la serie de Marvel Agentes de SHIELD (aunque se desvinculó del proyecto después del episodio piloto), con la que solo comparte una trama coral. En este caso Whedon ha sido el responsable de concebir a los personajes y la historia principal y de guionizar el

 primer episodio y dirigir tres capítulos de la primera parte de la primera temporada. Después de que acabara el rodaje, antes de ir a la sala de montaje, Whedon abandonó el proyecto alegando motivos personales. De ahí la polémica que rodea a la serie: la serie en sí no es polémica, al menos de partida, es su creador quien es polémico. La serie, no obstante, hay que evaluarla al margen de su creador. ¿Merece la pena verla? Si te va la fantasía ficción y el steampunk, aunque la serie se pierda en varias tramas paralelas, te va a gustar, aunque la primera parte no sea perfecta (solo hemos visto los primeros cuatro episodios). Y si tienes curiosidad porque te gusta la ciencia y la fantasía ficción, échale un vistazo al primer episodio y decides. Lo que sí que te digo es que no tiene nada que ver con el bodrio de la Liga de la Justicia de Joss Whedon.

Borrador automático

The Nevers: Argumento y reparto

Un misterioso suceso se produce el 3 de agosto de 1896 (se revela al final del episodio 1, pero vamos a mantener el misterio) en Londres que provoca que parte de la población de la ciudad, sobre todo las mujeres, adquieran todo tipo de poderes. A toda persona que ha sido agraciada o maldita, según se mire, con estos poderes, se la denominada como ‘Tocada’. La Sociedad inmediatamente repudia a las tocadas y tocados, que también los hay. El establishment del Imperio Británico les ve a todos ellos, aunque sobre todo a ellas, como un peligro para la estabilidad del sistema, un sistema en el que no tienen lugar las mujeres. Lord Massen (Pip Torrens), par del Imperio Británico, un oficial del Gobierno, está especialmente preocupado por protegerlo a toda costa. Y dos mujeres, la señorita Amalia True (Laura Donnelly) y la señorita Penance Adair (Ann Skelly), con la ayuda financiera de una tercera, Lavinia Bidlow (Olivia Williams), están empeñadas en protegerlas y darlas cobijo en un orfanato que tiene más de Escuela para Jóvenes Dotados del profesor Xavier que de terrible orfanato británico como el de la serie de Netflix Los Irregulares. Amalia True es capaz de ver el futuro y anticiparse, además de ser una excelente luchadora, nivel Viuda Negra (resulta inevitable ver esta serie y no pensar en la Viuda Negra de Vengadores de Joss Whedon). Penance Adair es capaz de ver la electricidad y manipularla, además de ser una magnífica inventora capaz de idear los más increíbles ingenios (de ahí ese toque steampunk transversal de la serie: lo vas a flipar con los paraguas que ha diseñado la señorita Adair).

Pero no solo el Imperio Británico está en contra de estos mutantes (aunque esté detrás el empoderamiento femenino, aquí la lucha no es por los derechos de las mujeres, sino por los derechos de los mutantes, independientemente de su sexo). También hay una serie de no menos misteriosos asesinatos y no menos extraños secuestros a manos de unos más misteriosos todavía hombres sin rostro, con tétricos sudarios por máscara. Y ahí aparecen dos curiosos personajes: un inspector de Scotland Yard, Frank Mundi (Ben Chaplin), que investiga asesinatos y desapariciones, y el doctor Edmund Hague (Denis O’Hare), que para no hacerte mucho spoiler está como las maracas de Machín en versión sádico. Eso sí, todo lo que hace, lo hace por el bien de la humanidad.

Algunos de los tocados deciden utilizar sus poderes para obrar el mal, como te podrás imaginar. Entre ellos la banda de la asesina Maladie (Amy Manson), que se dedica a aterrorizar a las clases altas londinenses cometiendo sórdidos crímenes. Maladie no está sola. Le acompaña siempre la no menos misteriosa Bonfire/Hoguera (Rochelle Neil), capaz de manipular el fuego a su antojo.

Y solo queda por añadir al rey de los mendigos, Declan Orrun (Nick Frost), que controla los bajos fondos y se vende al mejor postor y Hugo Swan (James Norton), que regenta un prostíbulo de alto postín en el que se dedica básicamente a chantajear a sus clientes y que está realmente fascinando con las tocadas. Y hasta aquí podemos leer.

  1. https://url.xvx.es/58M5
  2. https://url.xvx.es/CjlA
  3. https://url.xvx.es/sY2q
  4. https://url.xvx.es/hbxC
  5. https://url.xvx.es/gXRx