TERMINATOR 4

TERMINATOR 4

En 2003, en la prisión de Longview, Marcus Wright (Sam Worthington) está a punto de ser ejecutado por el asesinato de su hermano y dos policías, cosa con la que se muestra de acuerdo ya que se ve a sí mismo como un criminal que merece lo peor por los crímenes que cometió. La doctora Serena Kogan (Helena Bonham Carter), ella misma condenada por un cáncer terminal, intenta convencerlo de donar su cuerpo a la ciencia; en este caso en la división de genética de Cyberdyne Systems, empresa responsable del desarrollo del programa Skynet. Poco después de firmar el documento que le presentó el Dr. Kogan, Marcus es ejecutado mediante inyección letal. Un año después, se activa la supercomputadora Skynet. Considerando que la especie humana amenaza su existencia, desencadena su exterminio por el evento conocido como el Juicio Final.

En 2018, 15 años después de La rebelión de las máquinas, un destacamento de la Resistencia liderado por John Connor (Christian Bale) llega a un enorme cráter en donde descubren una instalación secreta de Skynet, en la cual se encuentran varios prisioneros humanos y planos de lo que parece ser un nuevo Terminator: el T-800 (de quien solo John tiene conocimiento). John se dirige a la superficie, en donde nota cosas demasiado sospechosas y escapa en un helicóptero antes de que el lugar explote por una bomba nuclear. El helicóptero es derribado por la explosión, aunque casualmente no sufre daños. Después, son atacados por un T-600, escapando John ileso gracias a una ametralladora de la nave y siendo posteriormente rescatado por otro helicóptero. Al caer la noche, un sobreviviente desnudo y cubierto de barro emerge de entre los escombros de la instalación; pronto se revela que se trata de Marcus Wright, quien presenta un aspecto idéntico al mostrado el día de su ejecución, hace quince años; tras tomar la ropa de un soldado muerto, Marcus comienza a viajar en busca de personas.

John, quien como consecuencia de las continuas alteraciones en la línea temporal no es el líder de la resistencia sino solo uno de sus oficiales, se dirige al Cuartel General del Comando de la Resistencia, comandado por el general Ashdown, donde se entera que los científicos han encontrado mezclado en el canal primario de comunicación de las máquinas algo que parece ser su debilidad: una señal de radio ultrasensible, la cual manejada adecuadamente permitiría enviar un comando de desactivación que las mantendría inoperantes mientras fuera emitido.

Sus superiores le explican que Skynet ha emitido una lista de asesinatos prioritarios donde aparecen todos los oficiales que lideran la resistencia más otros humanos ordenados por relevancia. La urgencia de usar la señal es porque en una semana las máquinas comenzarán el exterminio de todos los mencionados. Uno de los oficiales le advierte a John que es el blanco número dos de la lista, cosa que atribuyen a su costumbre de transmitir mensajes de radio a la población, lo que le ha dado fama de salvador; sin embargo, John se entera que el primero de la lista es un civil desconocido llamado Kyle Reese (Anton Yelchin). John razona que la intención de Skynet es evitar que él nazca asesinando a su padre antes que viaje al pasado, logrando así ganar la guerra.

Marcus camina solo en Los Ángeles por las calles desiertas y destruidas por las máquinas, hasta que se encuentra con un T-600. Sin embargo logra salvarse gracias a la aparición del joven Kyle Reese y su pequeña ayudante Star, quienes destruyen al Terminator. El muchacho se muestra sospechoso y molesto al ver que Marcus usa un uniforme de la Resistencia a pesar de que ignora de lo que se trata y del honor que significa para Kyle y otros poder aspirar algún día a poseerlo. Ya que este se muestra confundido con toda la situación, le informan a Marcus que es el año 2018, que él y Star son los últimos sobrevivientes de la Resistencia de Los Ángeles y que ahora viven escondidos de las máquinas. Kyle lleva a Marcus a buscar un auto, pero se hace de noche y la pasan en un laboratorio para salir al día siguiente temprano; ahí se encuentran una radio, donde escuchan el mensaje de John. Marcus, Kyle y Star, tras reparar un auto, deben hacer frente y escapar de un «explorador» de Skynet que reconoce a Kyle y da cuenta de su ubicación.

El trío llega a una comunidad de supervivientes que no pertenece a la Resistencia y se muestran poco amistosos. Allí, una enorme máquina aparece y comienza a secuestrar y matar a las personas que encuentran. Marcus y Kyle le hacen frente pero el muchacho y Star son capturados por las máquinas y llevados a Skynet, mientras Marcus, quien intentaba ayudarlos, aparentemente muere al caer al vacío desde una aeronave, pero sorprendentemente sale ileso. John y Kate, al detectar movimiento enemigo en Los Ángeles, envían un escuadrón de vuelo para atacar, las fuerzas de John llegan a evitar el rapto, pero la mayoría de ellos mueren y el grupo queda incapacitado.

Pronto John y Barnes, un miembro de la Resistencia, tienen la oportunidad de comprobar si la señal de radio puede afectar a las enormes máquinas, usándola para derribar exitosamente una nave aérea, por lo que Ashdown decide atacar a las instalaciones de Skynet, señalando la hora de inicio del ataque para que todas las bases se coordinen y bombardeen con todo su poder.

Marcus, quien viaja hacia la base de las máquinas para rescatar a los niños, se topa con Blair Williams, una piloto superviviente del equipo de John y traban amistad; tras salvarla de un grupo de varios hombres poco amistosos, poco a poco entre ambos despiertan sentimientos íntimos contra los que Marcus pelea por pensar que su pasado lo condiciona como un individuo carente de bondad. Ambos acuerdan ir al cuartel de Connor y desde allí organizar el rescate de los prisioneros. En la entrada de la base deben cruzar un campo minado magnético, e inexplicablemente una mina se pega a la pierna de Marcus y es herido de gravedad. Tras ser llevado a la base de la Resistencia y atendido por Kate Connor, Marcus despierta y se encuentra encadenado frente a Kate y John, quienes lo tratan hostilmente, afirmando que es un asesino infiltrado; Marcus intenta convencerlos de que no es así, hasta que descubre que en realidad es un Terminator que posee solo el corazón, cerebro y aspecto de su cuerpo original. John lo encara, señalando cómo las máquinas intentaron matarlo a él, a su madre, Sarah Connor, y cómo asesinaron a su padre, Kyle Reese; Marcus, confundido, señala que esto es imposible, ya que Kyle Reese es solo un adolescente a quien él estaba intentando rescatar de Skynet, revelando así a Connor que su padre se encuentra en peligro.

Marcus es tratado como un Terminator y torturado, mientras John duda sobre si se trata de un tipo de Terminator que nunca había visto o no, pero Blair confía en él y lo ayuda a escapar para que cumpla su deseo de rescatar a Kyle y Star. Ambos huyen de los soldados de John, que intentan asesinarlos. Blair intenta distraerlos entregándose, mientras Marcus es alcanzado por John en un helicóptero, a quien luego debe salvar de las máquinas que patrullan el río cercano a la base, ganándose así el beneficio de la duda, por lo que hace el acuerdo de dejarlo libre para que, aprovechando su condición de máquina, se infiltre en las instalaciones de Skynet y le ayude a liberar a Kyle y los demás prisioneros. Marcus llega a las instalaciones de Skynet, donde descubre que las máquinas lo tienen registrado como uno más de ellos, por lo que entra sin problemas.

Connor alista a sus hombres para el ataque hasta que descubre que Ashdown nunca ha tenido la intención de salvar a los prisionero, ya que considera que podría afectar el factor sorpresa. Cuando John se opone a dejarlos morir es relevado de su cargo, pero sus hombres lo apoyan y reniegan de las órdenes de Ashdown. Connor envía un mensaje por radio al resto de tropas, explicando las intenciones de los altos mandos, pidiéndoles que demuestren su humanidad y le den esa noche para rescatar a los rehenes; tras esto, secuestra y reprograma un mototerminator que utiliza para dirigirse solo a ayudar a Marcus.

Marcus se conecta a las computadoras de la base y extrae la información útil a su propósito y le envía a John la ubicación de la celda de Kyle. Posteriormente, se conecta a una máquina reparadora que restaura su piel y su aspecto humano. Skynet, adoptando en una pantalla el rostro y la voz de la Dra. Serena, le explica que él es una máquina de infiltración y que se le permitió conservar su personalidad original para pasar desapercibido; ya que las máquinas eran incapaces de comprender la naturaleza humana, todos sus intentos anteriores de infiltrarse entre ellos fueron un fracaso, por ello habían decidido crearlo como una unidad que ignorara que era una máquina y los guiara por medio de un transmisor instalado en su estructura. Sin saberlo, Marcus había cumplido su objetivo, el cual era llevar a Kyle y a John a la base de Skynet, donde serían exterminados.

Paralelamente, los líderes de la Resistencia ordenan el ataque, pero descubren que exceptuando su submarino todos los demás batallones se niegan a atacar a menos que John lo ordene; aun así, comienzan a emitir la señal que paraliza las máquinas y les permitiría bombardear la base de Skynet. Mientras tanto, esta misma revela a Marcus que en realidad la señal es un truco creado por ella, ya que nunca ha tenido una aplicación real en las máquinas excepto permitirles detectar el lugar desde donde se emite, siendo solo una estrategia para lograr que la Resistencia delatara su posición y llevarlos a una masacre al pensar que al entrar a las bases de Skynet todas las máquinas estarían inoperantes. Al mismo tiempo, se ve que la base de los líderes de la Rebelión, único grupo que ignoró el llamado de John, es emboscado por máquinas y destruido.

Skynet encara a Marcus, señalando que ahora es una máquina, por lo que debe aceptarse como tal y someterse a su autoridad; Marcus responde de forma definitiva que es humano, tras lo cual se arranca su transmisor de monitoreo, toma el uniforme de la Resistencia de uno de los prisioneros muertos y se dirige a ayudar a John.

Kyle escapa de su ejecución, se reúne con Star y termina topándose con John Connor, quien intenta protegerlo de cualquier forma del poderoso primer modelo operativo de T-800, lo que los lleva a descubrir que la instalación es realmente la fábrica donde se produce dicho ciborg. John coloca explosivos en la sección de almacenaje de las baterías de hidrógeno de los T-800 para destruir ese lugar una vez escapen. El T-800 aparece atacando a Connor y este se asegura que Kyle escape, y mientras, Marcus acude en ayuda de Connor, entrando en una pareja pelea mano a mano con el T-800, aunque este logra determinar que Marcus posee como punto débil un corazón orgánico, que detiene con un golpe. John logra inmovilizar al Terminator al bañarlo en metal fundido y enfriarlo con nitrógeno; pero antes de que el metal se solidifique, el ciborg logra arañar la mejilla de John con sus dedos al rojo vivo (siendo este el origen de la cicatriz que luciera en las escenas del futuro mostradas en las entregas anteriores). John logra reanimar a Marcus usando una conexión eléctrica como desfibrilador, pero esto le da al T-800 tiempo para liberarse y clavarle por la espalda una barra de metal a la altura del corazón, desatando la furia de Marcus, quien lo decapita; tras escapar y ser rescatados por sus compañeros, John hace explotar las instalaciones de Skynet.

Al día siguiente, John se encuentra agonizando debido a sus heridas, ya que han dañado su corazón y solo le quedan algunas horas. Como última voluntad, decide integrar oficialmente a Kyle en la Resistencia entregándole un uniforme. Esto motiva a Marcus a ofrecer su corazón para que sea trasplantado a John, aunque Blair intenta hacerlo cambiar de parecer ya que se había enamorado de él, pero Marcus asegura que ha logrado vivir su segunda oportunidad y puede morir en paz. Tras esto, su corazón es retirado, lo cual apaga su cuerpo mecánico y muere.

Al final de la película se ve a John recuperándose del trasplante junto a la Resistencia, quienes han ganado esta batalla y lo ven como su indiscutido líder, mientras se preparan para continuar la guerra contra Skynet, ya que saben que está lejos de acabar.

DESCARGAR